• Universidad de Concepción
  • Ximena García Carmona
  • Paulina Melo Bravo
  • Romel Jiménez Concepción
    Sonia Helle Jara

Nombre del contacto: sarayat@udec.cl

Sección vacía. Añadir contenido aquí para editar la página.

El “golpe de sol” en la fruta, debido al exceso de radiación solar y altas temperaturas, causa importantes pérdidas económicas a la industria frutícola. Este problema fue observado por el Dr. Richard Bastías, investigador de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción, quien en 2016 solicitó la patente para una innovadora herramienta, nacida con el objetivo de proteger la fruta frente a los efectos provocados por el sol y los efectos del cambio climático.

La tecnología consiste en la instalación de mallas de foto selectividad combinada que otorgan mayor efectividad en el control de daño en frutas ocasionado por el sol. El sistema funciona a través de un modelo matemático que permite determinar el color y tramado de la malla que se utiliza, con lo que se logra regular los niveles de radiación solar, sombra y ventilación requeridas para la óptima protección y crecimiento de los frutos y árboles, conforme a las condiciones climáticas correspondientes al sector donde es implementada. La efectividad de la malla, observados en distintas variedades de manzanas, se aprecia en la diferencia entre el porcentaje de frutas con daño en campos con y sin malla, notando una disminución de entre el 61% y el 95%, con lo que los productores pueden evitar las millonarias pérdidas por factores climáticos y obteniendo al mismo tiempo productos de un mayor valor comercial.

El desarrollo fue transferido a la empresa chilena Delsantek, gracias a un proyecto conjunto con la Fundación para el Desarrollo Frutícola y empresas exportadoras y productoras de manzanas, apoyado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA). En 2019, gracias al trabajo conjunto de OTL UdeC y Hub Apta, se logró la sublicencia de la tecnología a la empresa mexicana Giddings, firma que probará esta innovación durante el primer año en más de 200 hectáreas de berries ubicadas en campos del estado de Michoacán, en México, para luego expandir su uso a otros cultivos. El negocio espera alcanzar los US$5 millones en ventas durante los próximos 3 años, lo que implica un importante logro del impacto generado por la I+D realizada en Chile.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?