Noticias

EGI 2019: universidades y empresas dialogan sobre innovación abierta y colaboración para tiempos de cambios

  • Cerca de 100 asistentes se dieron cita en el evento que agrupa a las Oficinas de Transferencia Tecnológica de las principales universidades de la región, buscando juntos estrategias que fortalezcan el trabajo con empresas de distintos tamaños y rubros

Revisar casos de éxito de innovación aplicada para resolver problemáticas de la industria regional fue el centro del Tercer Encuentro Gestión de la Innovación, EGI 2019, donde se reunieron autoridades regionales, representantes de gremios y empresas locales, gestores tecnológicos y académicos e investigadores de la Universidad de Concepción, Universidad del Bío-Bío, Universidad Católica de la Santísima Concepción y Universidad Tecnológica Inacap, con el apoyo de Corfo.

“EGI 2019 está claramente enfocado en acercar el sector productivo a las universidades. Y las Universidades cumplen un rol fundamental para asesorar y generar las redes necesarias para levantar financiamiento para apoyar las pequeñas y medianas empresas, que están buscando nuevas oportunidades. Hoy es preciso, más que nunca,  adaptarse a los cambios que estamos viviendo.  Por lo tanto se hace muy imprescindible este tipo de encuentros”, indicó Christian Schmitz Vaccaro, Rector de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

La encargada de dar inicio a la actividad fue la Directora Ejecutiva Corfo Biobío, Macarena Vera. “En los tiempos que corren, instancias como ésta, que fomentan el diálogo, son muy importantes. Como Gobierno estamos convencidos de que ésta es la forma en que mejor podemos aportar entre todos a desarrollar nuestra región y el país. Por eso, hacemos el llamado a persistir en este trabajo colaborativo entre las empresas y las universidades, más cuando nuestra institución, dada la contingencia nacional, está cambiando su enfoque hacia una Corfo de emprendimiento. Tenemos una tremenda región para avanzar en los índices de I+D+i y dependemos solo de nosotros lograrlo y la Corfo, con nuestro modelo descentralizado, está disponible para ello, para trabajar juntos. Necesitamos el apoyo de ustedes”, destacó la autoridad regional.

“Es una excelente instancia para dialogar con la industria en torno a cuáles son los desafíos que están actualmente enfrentando las empresas regionales, que pueden ser abordados a través de procesos de innovación abierta, considerando soluciones que surjan desde las universidades, especialmente hoy que nuestras cuatro casas de estudio están colaborando en el marco del proyecto BiobioNET, financiado por el Gobierno Regional”, explica Sandra Araya, directora de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento de la Universidad de Concepción, OTL UdeC.

En este contexto la Coordinadora de la OTL de la Universidad del Bío-Bío, Andrea Bustos, destacó que EGI 2019 se posiciona como el principal espacio de conversación regional, capaz de reunir a los principales actores del mundo estatal, academia y empresa. “De acuerdo al contexto actual, donde las pymes se han visto afectadas por la crisis social que vive la región y el país, para nuestras universidades es relevante conocer sus necesidades para identificar nuevas oportunidades que agreguen valor al desarrollo de las empresas y la Región”, afirma.

La charla principal fue presentada por Hipólito Escalona, director de Genesis Consulting, con el título “Qué es innovación abierta y de qué forma detectar oportunidades y desafíos en tu empresa”. “Una crítica que muchas veces se hace a las universidades es la desconexión de la academia respecto de las necesidades reales de la industria. Tenemos estudios al respecto, pues a veces es incluso un tema del lenguaje usado por los distintos actores: la industria dice una cosa, define ciertos problemas y oportunidades que tiene, y los investigadores se enfocan en algo distinto” indicó Escalona. A su juicio, las instituciones generadoras de conocimiento deben tener un portafolio que matice la curiosidad científica con desafíos reales del sector productivo. “En esto se expresa la innovación: en la posibilidad de generar conocimiento que en la empresa no existía, para crear valor”, detalló el relator.

Lo bueno, lo malo y las oportunidades para innovar en regiones

El evento es organizado a través del proyecto “Articulación entre generadoras de conocimiento para el fomento de la transferencia tecnológica”, iniciativa financiada por el Gobierno Regional del Biobío a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC). Esta iniciativa reúne a las Oficinas de Transferencia Tecnológica y Licenciamiento de las Universidades del Bío Bío, de Concepción, Católica de la Santísima Concepción y la Dirección de Innovación de Inacap, sede Concepción-Talcahuano.

En esta versión, se expusieron los casos exitosos de innovación de las empresas regionales Maritano Industria de Jabones, Prosein e Innocon. Sus representantes, Rodrigo Castillo, Guillermo Astudillo y Carlos Méndez, respectivamente, expusieron el camino que recorrieron sus empresas desde que vieron una oportunidad de innovar, hasta que lograron el desarrollo de un producto o servicio nuevo, gracias al apoyo de los especialistas de las distintas universidades de la zona. Más tarde, en diálogo con el público, explicaron las dificultades de ese proceso: “Los tiempos de los científicos no son los mismos tiempos de nosotros. Las pymes no tenemos 8 meses o un año para encontrar una solución, y por otro lado, tampoco es posible encontrar una respuesta si no se conoce en profundidad el tipo de trabajo que realizamos”, señaló Guillermo Astudillo. Al respecto, se invitó a empresas e investigadores a ver a las OTLs como el puente de comunicación entre ambos, de manera de gestionar juntos las distintas necesidades de los dos mundos.

El Director de Innovación y Desarrollo de la UdeC, Claudio Maggi, destacó el momento que vivimos, en donde las prioridades han cambiado, para evidenciar el impacto de la investigación en el desarrollo productivo: “Desde los centros tecnológicos y de innovación de las universidades, podemos colaborar y proponer modelos de transferencia innovadores, que agreguen valor y solucionen problemáticas, haciéndose cargo de los cambios que está experimentando nuestra sociedad. Por lo tanto, es clave tener este tipo de encuentros para ponernos al día, establecer formas de colaboración y maximizar el impacto de nuestros portafolios tecnológicos. Esto tiene un impacto en la calidad de vida y, por tanto, está en la base de las demandas sociales que se plantean hoy”, apuntó Maggi.

Bookmark the permalink.