Noticias

Punta Lavapié ya cuenta con agua potable gracias a tecnología creada en la Universidad de Concepción

Este jueves 9 de mayo, Punta Lavapié inauguró la Planta Desalinizadora de Agua, proyecto que complementa el abastecimiento de agua potable de las 375 familias de esa caleta de Arauco. A la ceremonia asistió el Jefe de la Unidad Regional de la Subdere BioBio, Julio Rodríguez Fernández y el Alcalde de Arauco, Mauricio Alarcón, así como vecinos de la comunidad costera, principales beneficiados con esta tecnología.

Junto a ellos estuvo el Dr. Rodrigo Bórquez, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Concepción, encargado del proyecto y de su implementación. «Este es un trabajo conjunto, entre la Universidad, que es un centro donde es posible desarrollar tecnología que puede servir a la sociedad, una empresa de ingeniería y la Municipalidad de Arauco. Esta forma de trabajo es lo que creo que debemos seguir impulsando para resolver el problema de escasez de agua que existe en la costa de nuestro país» indicó el investigador.

La nueva planta significa un importante paso para resolver las dificultades que enfrentan desde 2010 los habitantes de la caleta Punta Lavapié, quienes tras el sismo vieron disminuido su acceso al agua de pozos y afluentes superficiales, debido a los cambios experimentados por el terreno. Así mismo, pese a contar con servicio de agua potable rural (APR), deben complementar sus necesidades usando agua extraída de vertientes o esteros cercanos, elemento vital que, sin embargo, no cuenta con ningún tipo de tratamiento de potabilización.

Este proyecto tiene una condición muy particular: se ve cumplida la misión de un centro de estudios que genera conocimientos aplicados a problemas de la sociedad. “La Universidad está al servicio de la comunidad, al poner a su disposición esta tecnología que ellos patentan, contribuyendo notablemente a la mejora de la calidad de vida de Punta Lavapie” señaló Julio Rodríguez, desde la Subdere.

Por su parte, el alcalde de la comuna de Arauco Mauricio Alarcón, manifestó su gratitud con la iniciativa pionera, que vuelve a poner en funcionamiento instalaciones donadas tras el terremoto de 2010, que dejaron de funcionar por el alto costo de operaciones. “Cuando la Universidad, a través de don Rodrigo, nos señaló que ellos tenían otra tecnología patentada, que aseguraba calidad en el suministro de agua y a un costo muchísimo más asequible o menor, lo que había que hacer era embarcarse. Y nosotros valoramos también la disposición de la Subdere, que dispuso los recursos para avanzar”.

Agua para todos

La tecnología comenzó a ser desarrollada por el Dr. Bórquez y su equipo con fondos de Corfo en 2010, gracias a los que se implementó primero una experiencia en laboratorio y luego una planta piloto en Penco. En 2016 se obtuvo la patente en Chile del sistema de dos fases de nanofiltración a baja presión; en forma paralela, el investigador supo de los métodos implementados en Arauco en cuatro estaciones, basados en membranas de osmosis inversa, que no estaban siendo operadas.

Así se iniciaron las conversaciones para modificar los equipos, con apoyo de la empresa de ingeniería Alister, incorporando un sistema de recuperación de energía y logrando reducir a la mitad el consumo eléctrico de la unidad desaladora, que es el costo predominante del proceso. Así, el agua obtenida desde el mar a través de pozos es filtrada y separada en dos corrientes, una de agua potable que es almacenada en un estanque y luego distribuida a la comunidad utilizando la red de APR. La segunda corriente es el residuo de salmuera obtenido, que es devuelta al mar.



Bookmark the permalink.